Psicosoft - Impacto social para dar sentido a una sesión corporativa

Apertura y consciencia, ingredientes del líder ‘wake up’

¿Les ha ocurrido alguna vez que, conduciendo o caminando, han llegado a algún lugar sin ser conscientes de cómo lo han hecho?, ¿Han leído partes de un libro mientras, en realidad, estaban pensando en otra cosa? Seguro que se sienten identificados con estas dos situaciones. Pues bien, es posible que, sin darnos cuenta, estas situaciones cotidianas conlleven un exceso de preocupación o supongan ‘yacimientos de estrés’ en su día a día. Y es que el estrés está en todos lados, aparece cuando y donde menos te lo esperas, y también se encuentra en esos momentos de reflexión que, inconscientemente, se convierten en ansiedad.

Expertos de NeuroLeadership Institute han llegado a conclusiones muy interesantes sobre el efecto negativo de estar ‘pensando despierto’, dándole vueltas continuamente a esas tareas profesionales pendientes que nos ocupan y preocupan. No es bueno aunque lo parezca, aunque se piense que es un gesto de responsabilidad necesario.

Fixed vs Growth Mindsets

Aplicado al liderazgo, debemos hacer el trasvase de Fixed mindset a Growth mindset. ¿Qué significa esto? Hablamos de abrir nuestra mentalidad como líderes a nuevas perspectivas para romper paradigmas, entender mejor nuestra responsabilidad, tomar conciencia, no repetir viejos hábitos y patrones del pasado… Para que un líder se desarrolle ha de hacer un proceso individual de maduración consciente que asegurará su crecimiento y desarrollo. Para facilitar esta transición, el Center For Creative Leadership de Estados Unidos ha desarrollado el ‘Wake Up Model’.

El nombre es suficientemente ilustrativo: ‘wake up’, despierta, apuesta por mantener la mente siempre atenta a lo que sucede. Se trata, en síntesis, de convertir en hábito el traslado a la consciencia y adquirir perspectiva de lo que sucede para mejorar profesionalmente y mantener un nivel de bienestar mayor, lejos del temido estrés que nos atenaza y nos pone en continuo estado de amenaza.

Los cuatro pasos ‘wake up’

El modelo ‘wake up’ ofrece cuatro pasos que son muy sencillos de comprender. La cuestión no es tanto entenderlos, como ponerlos en práctica o convertirlos en hábitos. Expertos neurocientíficos han desarrollado estudios controlados en entornos profesionales diversos que demuestran que es posible y, lo más importante, que disminuye el estrés y mejora el rendimiento. He aquí el proceso para adquirir una manera más consciente de vivir la realidad profesional:

  • Be Aware: Muchos líderes carismáticos han hablado del poder de la atención. Se refieren a la capacidad de conectar profundamente con la gente en cuestión de segundos debido a la determinación por prestarles una atención plena. Seguro que han oído hablar el mindfulness. La clave para controlar la atención es practicar, poner conscientemente la atención en lo que sea y mantenerla allí. Si percibimos que nuestra mente se ha extraviado, debemos devolver a nuestra mente de vuelta a la realidad de la atención.
  • Reflect: Se trata de revisar cuando, ante una situación que nos resulta problemática, estresante, estamos dedicando tiempo a ‘rumiar’ o, lo que sería más adecuado, a reflexionar. ‘Rumiar’ es el acto centrado en estar constantemente mirando al pasado, buscando culpable o víctimas y angustiados por el futuro. Reflexionar es revisar el pasado, pero poniendo el foco en planificar para el futuro.
  • Ask: Marilee Adams en su libro Change your questions, change your life, nos ofrece un claro de ejemplo de cómo uno mismo puede cambiar su mentalidad, enfocando su mirada hacia soluciones más viables y operativas dejando atrás respuestas automáticas, prejuicios, viejos paradigmas y juicios de valor que no hacen más potenciar un fixed mindset impidiendo de este modo que el líder avance hacia una mentalidad orientada hacia la apertura, el aprendizaje y el auto conocimiento.
  • Move: Muchas veces le damos vueltas a algunas cuestiones sobre las que creemos que no podemos hacer nada. “¿Seguir centrado en esto me ayuda a mí, a mi equipo, o a mi organización?” Si la respuesta es no, hay que dejarlo ir. La mayor parte de las cosas por las que nos preocupamos en exceso son sólo nimiedades o problemas que no podemos solucionar directamente. Mejor dejarlas ir y/o aceptarlas tal como son. Si puedes hacer y/o influir de algún modo en el resultado final, hazlo ponte en movimiento sin esperar un minuto más.

El modelo ‘wake up’ es fácil de entender, pero requiere constancia y práctica. La repetición es clave para que el cerebro cree un nuevo camino, un nuevo hábito. Antes de que nos demos cuenta, estaremos realizando este proceso de un modo inconsciente. Será el momento en que ‘wake up’ esté empezando a convertirse en una forma de ser, en una forma de liderar.

Jordi Bastús Ramírez
jordi.br@psicosoft.com