Psicosoft - Directores de Línea… al departamento de RRHH: Un paso necesario en su carrera

Directores de Línea… al departamento de RRHH: Un paso necesario en su carrera

Si es verdad que el departamento de recursos humanos que no conozca el negocio no puede aportar valor añadido, no es menos cierto que los directores de línea tampoco pueden aportar todo el valor al negocio que deben si tienen que dirigir equipos sin saber cómo hacerlo.

Hay algo muy básico que se aprende en el departamento de recursos humanos desde el principio, que va más allá de la capacidad para liderar equipos y que verdaderamente está en el origen de la dirección de personas y consiste en:

  • Comprender a las personas, entender por qué hacen lo que hacen.
  • Distinguir los comportamientos y las reacciones a las distintas acciones que se emprenden con ellos o para ellos o contra ellos.
  • Y, consecuentemente, en aprender a realizar comunicaciones entre personas de forma eficaz.

En definitiva, en el departamento de recursos humanos se aprende a tratar a las personas con franqueza  (personal y profesional)… para obtener resultados.

Se aprende a dialogar y negociar con las personas… para obtener resultados.

Se aprende a distinguir los distintos comportamientos que anticipan en los individuos unas formas de comportarse  en una empresa, tras un proceso de selección o tras una promoción, tras una amonestación o tras un curso de formación, etc.

Y es que la casuística con las personas es tan diferente como diferentes son unas personas de otras; pero todos los comportamientos permiten predecir con mayor o menor acierto las reacciones en las personas y, por tanto, los resultados a obtener (que variarán notoriamente dependiendo de la forma en que se les lidera).

En todo caso, podemos tener la certeza de que no se puede dirigir en la línea sin entender cómo se dirige a las personas.  Y esto no se aprende en un libro, en un curso o en una charla. Se aprende con deseos de aprender a tratar,  escuchar, comprender, comunicar  con  la gente -para lo bueno y para lo malo- con valentía, honradez y mucho, mucho respeto.

¡Eso sí se aprende en un departamento de recursos humanos!

Graciela Iriarte
graciela.iriarte@psicosoft.com