Psicosoft - Nos han engañado con el mito de la actitud

El lado oscuro de la empatía…

¿Cuál es el error más frecuente de los directivos? Para mí, la respuesta sería ésta: el error más común es caer en el lado oscuro de la empatía.

La empatía es una de las cualidades más valiosas del individuo, imprescindible en la dirección de personas. Te ayuda a comprender cómo se siente y piensa tu equipo. Por lo tanto, es fundamental para poder escuchar y comunicar adecuadamente. La empatía nos permite hacer conexión con los demás, fomenta la colaboración y el buen clima de trabajo, además de permitir la formación de vínculos entre personas.

El lado oscuro de la empatía está en que me puede hacer perder la perspectiva, y lo que es más grave, me puede llevar a tomar decisiones erróneas. Un directivo no debe tomar decisiones basándose sólo en la satisfacción a corto plazo de su equipo o en criterios de popularidad. Hacerlo puede llevarnos a problemas muy serios a medio y largo plazo.

¿Se puede ser empático y no perder la perspectiva? Rotundamente, sí. Y como casi siempre la clave está en las preguntas que me hago cuando escucho a una persona de mi equipo. Normalmente, tenemos en mente las siguientes preguntas: ¿Estoy de acuerdo, o no? ¿Me parece correcto o incorrecto? ¿Bueno o malo? ¿Culpable o inocente?

Apuesto más por preguntas para profundizar sin juzgar. ¿Qué le lleva a esta persona a pensar así? ¿Qué elementos faltan en ese razonamiento? ¿En qué hipótesis se basa ese enfoque? ¿Qué consecuencias tiene esa forma de pensar?

Eso es lo que llamo “empatía con valor añadido”. Es la forma de empatía que nos permite ser útil a nuestros equipos. Entender y comprender, sí. Aportar perspectiva y una visión diferente y más completa, también.

Javier Potti Cuervo
javier.pc@psicosoft.com