Psicosoft - Nos han engañado con el mito de la actitud

Gestionar equipos en momentos de incertidumbre

En estos tiempos de crisis persistente y duradera, se escuchan muchas fórmulas y consejos para sobrevivir e incluso aprovechar la situación negativa. En las siguientes líneas os propongo una receta, basada en cuatro ingredientes, para gestionar equipos en entornos de incertidumbre:

 1. Sólo se supera la crisis aprendiendo a vivirla. Si tu mente se proyecta al fin del período de dificultades, nunca estarás logrando adaptarte del todo al momento que vives. No dediques ni un gramo de energía mental a pensar cómo fueron las cosas ni cuándo dejarán de ser como son. Acepta las circunstancias presentes como el escenario donde vas a desenvolver tu actividad, analizando las dificultades y oportunidades que hay, decidiendo qué debes cambiar e impulsando cambios.

2. Los más rápidos y más resistentes siempre superan las crisis. La velocidad requiere decisión y rumbo firme, seguridad y resolución. Traza una estrategia sencilla, compártela con tu equipo y cuida de que los esfuerzos se ajusten al rumbo trazado. Fomenta la resistencia del equipo cultivando la confianza. Que cada individuo sepa cuál es su papel y qué se espera de él. No alimentes, ni siquiera consientas, conversaciones depresivas. Los diálogos dentro de un equipo determinan los estados de ánimo. Hablamos como pensamos y actuamos según pensamos.

3. Simplifica y agudiza la organización. Analiza las estructuras desde un modelo sencillo de mínimos. Toda organización tiende a engordar por su propia naturaleza, adhiriendo elementos inútiles o improductivos. Vuelca el peso de la organización en las fases del proceso de negocio que están en contacto con el cliente.

4. Cuidado con el individualismo. Las crisis generan sentimientos colectivos de carencia que incitan al egoísmo. El instinto de supervivencia del individuo liquida la capacidad del grupo. Extingue de raíz comportamientos individualistas y promueve, premiándolas, las conductas de colaboración. Hay dos clases de individualistas, los que no dan nada y los que no aceptan lo ajeno. Cuidado con la gente que no está cómoda trabajando con iguales.

En resumen, esta receta se compone de cuatro ingredientes:

  1. Prepárate para una crisis permanente, no solamente para “soportar” el período de crisis.
  2. Las especies veloces y resistentes se adaptan mejor.
  3. Lo simple funciona mejor (y consume menos energía).
  4. La colaboración es esencial.

Me gustaría conocer vuestra opinión al respecto, ¿Añadirías o quitarías algún ingrediente a la receta? ¿Podríamos incluso darles un orden de importancia o prioridad? Espero vuestra opinión, seguro que nos aporta ideas a todos.

Javier Potti Cuervo
javier.pc@psicosoft.com