Psicosoft - Learning challenge: crecimiento individual concreto y eficaz

Los 10 mandamientos del Feedback

Para un manager la conversación de feedback es una de esas situaciones complejas en las que cualquier comentario, cualquier comunicación, cualquier decisión que transmita… puede apoyar o por el contrario afectar negativamente a la motivación del colaborador. En cada conversación, el colaborador puede percibir, interpretar o encontrar significados que poco o nada tienen que ver con lo que el manager intentó transmitir.

Por eso en ocasiones no es sencillo encauzar la conversación. En muchos casos el colaborador se pone a la defensiva y resulta complicado manejar el feedback sin caer en la trampa de la confrontación. Uno de los principales hándicap a la hora de dar feedback es precisamente ese, caer en discusiones que no llevan a ninguna parte. No olvidemos que el conflicto es bueno, pero el feedback persigue, sobre todo, trasladar información, por lo que debemos tratar de encontrar un terreno común en el que intercambiar puntos de vista sin caer en reproches ni imposiciones.

Estas son 10 reflexiones, cortas y concretas, para llevar a cabo buenas y eficaces conversaciones de esta naturaleza; los hemos llamado ‘Los 10 mandamientos del Feedback’:

  • Sé específico y claro: Muchas veces acudimos a la conversación de feedback sin un guión más o menos previsto… y acabamos perdiendo el foco.
  • Evita generalidades y divagaciones: Es evidente que la conversación no se puede prever en su totalidad, pero deben aparecer las claves que queremos tratar.
  • Sé descriptivo y aporta hechos observables: Las percepciones pueden ser diferentes y los hechos y datos concretos dotan de objetividad al feedback.
  • No evalúes ni juzgues: Se trata de encontrar un camino hacia la mejora y el desarrollo, no de reprochar ni culpar.
  • Céntrate en lo importante: Suele haber mucho de qué hablar, pero es necesario centrar el tiro en un par de aspectos, no más.
  • Reconoce siempre: La neurociencia ha demostrado que el reconocimiento activa el sistema de recompensa del encéfalo. Reconocer ayuda a predisponer positivamente al receptor del feedback.
  • No expongas sólo aspectos negativos: Es conveniente combinar comportamientos a mejorar con aciertos que reforzar. El clásico ‘sandwich’ no es mala idea.
  • Deja claro tu punto de vista: Ser colaborativo y escuchar no significa obviar el mensaje que queremos transmitir; eso sí, dejando claro que es nuestro punto de vista.
  • No seas categórico: Pero sí es fundamental ser asertivo, lo que significa decir lo que hay que decir sin herir la sensibilidad del colaborador.
  • Mejor “A veces” que “siempre o nunca”: Toda frase definitiva puede activar la sensación de amenaza y el consecuente bloqueo en el colaborador.

Estas 10 recomendaciones pueden ayudar a mantener una saludable interrelación del manager con su equipo de trabajo. El feedback es un escenario para indagar y proponer, más que para enjuiciar e imponer. Competir y atacar son verbos que debemos desterrar con contundencia. Una mínima preparación de la conversación puede servir para anticipar conflictos y evitar confrontaciones que nos desvíen de los verdaderos objetivos del feedback.

Raúl Colorado Moreno
raul.cm@psicosoft.com